Cuidados después del sol y después de verano (I). Cabello

Tomar el sol (siempre moderadamente) tiene muchos beneficios para la piel, el sistema inmune o el descanso. Pero hay otras partes de nuestro cuerpo que no se ven tan beneficiadas: el cabello y la piel.
La luz del sol, o más específicamente los rayos UV de la luz solar, afectan al pelo en su color y textura.

En primer lugar, los rayos UV destruyen o blanquean los pigmentos y/o melanina del cabello, desaparecen del pelo y lo dejan más claro (con muchos menos pigmentos). Este efecto inducido por el sol lo deja menos brillante y con un aspecto menos sano. Y a su vez, los rayos UV también dañan la queratina, lo cual se traduce en un pelo áspero y quebradizo. El cabello dañado por el sol pierde humedad más rápidamente, se siente frágil y se ve menos brillante.

La solución sería usar bloqueadores físicos (un gorro) o químicos para proteger el cabello de la exposición al sol. Yo, como la mayoría de los mortales, soy bastante descuidada con ésto y lo que hago es usar productos para restituir el equilibrio de humedad adecuado del cabello tras la exposición solar.
Sigue leyendo

Protección solar vegana: favoritos.

Si el año pasado hubo entrada de protectores solares veganos, este año no iba a ser menos.
Nota: El listado no es estático, es decir, a medida que me entero de nuevos protectores solares libres de crueldad, los voy añadiendo y modificando la lista. Si veis que falta algún protector que conozcáis, ¡decídmelo y completamos la lista entre todos!

Dicho esto, paso a hablaros de mis lociones solares favoritas hasta el momento: Sigue leyendo