Cosmética vegana en el supermercado

¿Qué productos podemos encontrar en un supermercado que sean veganos?

– Instituto Español. Geles y jabones, hidratantes corporales y colonias. Excepto la línea de leche y el colágeno que lo obtienen de escamas, el resto de los productos son veganos. Incluso los que tienen coenzima Q10 y urea, ya que éstas son sintéticas, o el serum de caracol.

– Lixoné. Cremas, geles y jabones, productos infantiles y para el cabello. Todos sus productos son veganos, excepto la manteca corporal de karité y las cremas faciales que contienen cera de abeja y el gel de baño y ducha de aloe vera que contiene lanolina.
Sigue leyendo

Listado de productos veganos de Milani

¡Hola de nuevo!

Tras mudanza, gripes y cuestiones varias superadas, estoy de vuelta. En esta ocasión, con otro listado de los productos veganos que ofrece una firma: Milani.
Saber qué marcas de cosmética de droguería ofrecen productos veganos y cuáles son éstos, puede resultarle interesante a más de una (espero). Sobre todo teniendo en cuenta que si con la cosmética en general puede resultar complicado, comprar y encontrar maquillaje vegano, más.
Sigue leyendo

Mis productos capilares veganos favoritos

Nueva entrada, esta vez centrada en el cuidado capilar. Cada persona es un mundo y cada uno tiene unas necesidades y/o características capilares diferentes. A grandes rasgos, no busco nada muy diferente a lo que pueda necesitar otra persona, por lo que creo que esto es aplicable a casi todo tipo de cabello. Pero, de todos modos, si alguien necesita algo más específico para un tipo de cabello diferente, estaré encantada de ayudarle y aconsejarle dentro de lo que sé.
En lo que a cuidado capilar se refiere, yo busco: un champú que me limpie bien el pelo y sea respetuoso con mi cuero cabelludo, un acondicionador que me ayude a desenredar e hidratar el cabello y, puntualmente, una mascarilla o aceite en medios y puntas para nutrir.
Sigue leyendo

Cómo obtener el sello Cruelty Free: Leaping Bunny

En la actualidad hay una ola de marcas o empresas que han comenzado a utilizar sellos y símbolos varios. Realmente no voy a entrar ahora en si estoy o no a favor de ésto. Si bien es cierto, que mi opinión se podría resumir fácilmente en dos palabras: sentido común.

Muchas de estas marcas o empresas, sin saber o sabiendo, están introduciendo estos sellos en sus etiquetas sin saber que para poder utilizarlos es necesario pasar por un filtro, auditorías y procesos de certificaciones que únicamente realizan las certificadoras reconocidas y registradas a nivel mundial. O lo que es igual de malo, muchas empresas que cumplirían estos requisitos, no deciden dar el paso por culpa de la gran desinformación que existe acerca de todo este tema. Y no nos vamos a engañar, con algo tan simple como un sello (honestamente puesto, claro) todo sería mucho más facil para aquellos que no consumimos cierta clase de productos.

La organización Cruelty Free International y la Organización Go Cruelty Free, ambas con sede en el Reino Unido, son las encargadas de otorgar los sellos Cruelty Free, Leaping Bunny.
Sigue leyendo

Comprar en Iherb

Iherb es una web americana donde se oferta una gran variedad de productos naturales a buen precio (sobre todo en comparación con los precios a los que nos tienen acostumbrados) de esas a tener muy en cuenta.

Aquí podremos encontrar suplementos alimenticios, comida, cosméticos, productos para el cuidado de bebés o compis no humanos… En cada uno de los productos viene muy bien indicada su composición, si son o no veganos/vegetarianos y sus correspondientes certificados. De hecho, hay una sección de cosméticos veganos.
Seguramente en otra entrada hable más sobre Iherb y su filosofía, pero esta vez me voy a centrar en ciertas cuestiones a tener en cuenta para comprar por primera vez en esta tienda. Ya que si no la conoces, al principio puede parecer una locura. Sigue leyendo

¡Hola!

Recordaba haber visto cuando tenía unos 15 años un video donde se veían los tanques de sebo animal que se emplean en la industria cosmética. Aún así, pasarían diez años hasta que esa imagen volviera a mi cabeza para decidir empezar a preocuparme por ello totalmente.

Con la comida es fácil, con la ropa también, ¿pero y con la cosmética?
¡Todo son dificultades!

– No tengo por qué saber toodos los diferentes nombres que se les puede dar a toodos los ingredientes de origen animal usados en cosmética.
– No tengo que ser adivina para saber si la glicerina utilizada es vegetal o animal.
– No tengo por qué investigar si una empresa ha decidido entrar en el mercado chino, país donde el testado en animales es obligatorio; o si la empresa ha sido comprada por otra que sí testa sus productos.
– No quiero tener que emplear mil horas para poder comprar un producto.
– No tengo que estar al día de las reformulaciones.

Todo esto tiene o tendría una solución fácil:

Sigue leyendo